Seguidores

domingo, 6 de noviembre de 2016

El alimento de la frescura



Te veía venir.
Entre el pan y la harina.
Entre las cenizas y las aceitunas.
Entre el trigo y el circulo que me excita.
Entre el viendo fresco de la mañana y tu perfume de ganas.
Que me pedían mas frescura.
Entre las sabanas y lo que soñabas.

Por Kosmisch
Imagen: Christian Schloe

viernes, 21 de octubre de 2016

El arroyo


El arroyo al mar
La corriente al reflote
Las mariposas nacen y despliegan su aliento
Por sobre las mareas
Y encuentran lo que buscaban
Aquellas otras alas que la salvarán del invierno
De la desolación de volar solas
De contar los días por sobre las pestañas del mar
Y que ahora se despiertan y levantan las alas de aquel letargo
El sol las ilumina
Les abre las persianas
Y comienza el viaje esperado
Aquel que termina con su paseo del destino fijado
Donde todas llegan y encuentran su final
Para despertar en otros tiempos
Y recomenzar su vuelo

Por Kosmisch

jueves, 20 de octubre de 2016

La renuncia


La renuncia estaba escrita, la mesa acomodada esperando la señal del bolígrafo puesto sin tapón, listo para accionar las hojas con sus bordes afilados para comenzar la batalla.
El abogado a su orden y el elemento de sus dedos, para bailar con la copa rota de sus tintas diabólicas, danzando sobre el papel que manejará el futuro escrito de los empleados mensuales, dirigiendo su cometido, de que busquen otro porvenir, que los salve de esta empresa sin futuro.


Por Kosmisch

jueves, 14 de julio de 2016

Disparo apremiante


La mirada era tuya, sabías dónde poner el punto de atención, que aliviaba tus horizontes, sabias para dónde apuntar, teniéndome tan cerca, intuías el apoyo del fusil en tus muslos, el pasado atañó aquella sonrisa clara como luna, que pedía perdón, ahora en épocas nocturnas, levantas el arma y disparas, proyectas tu venganza contenida en esa bala de cera, convertida en tu liviandad, de tu pasado ya sanado.

Por Kosmisch

Imagen: Mark Rider

sábado, 2 de julio de 2016

Sentir eterno



Nos retorcíamos en el ocaso de aquel viento veraniego, donde nadie nos preguntaba sobre aquellas frescas madrugadas, donde el sol respira mas rápido, al compás de la galaxia cercana, pulmón motor de todo lo que existe y las estrellas titilantes mostrando su húmeda victoria, en lo que concierne a su excitación, por latir al compás de los tambores, haciendo en grupo el mismo sonido, un solo latir, que nos une eternamente.

Por Kosmisch
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...